5 Consejos básicos para principiantes en el Bullet Journal

by - febrero 09, 2019




Cuando decides empezar a investigar el mundo del Bullet Journal porque quieres comenzar a hacer uno tú misma, la experiencia puede terminar siendo un universo entero que te cambia la vida en cuanto a organización, planeación y productividad (como me pasó a mí) o puede ser un hoyo negro, oscuro y caótico que más que ayudarte te hace morir de ansiedad porque no consigues hacer nada de lo que esperabas o porque ni siquiera empiezas por andar comparándote con gente que lleva años y tiene maestría, doctorado y post doctorado.

Amiga, please no te compares.

No tiene nada de sentido (aunque soy culpable, yo también lo he hecho, como he aprendido que no sirve para nada es que te digo que no lo hagas).

Si eres principiante en el Bullet Journal, y ya te tragaste todos los videos de YouTube y todas las entradas de mil blog incluída esta de "Todo sobre el Bullet Journal", debes entender que no deberías querer ser como nadie más, sino que debes amar tu propio arte, con sus detalles y sus errores, valorar lo que haces y entender que con el tiempo y la práctica mejorarás.

Igual estoy aquí escribiéndote esto porque yo también fui principiante (todos los fuimos en un principio), sé y he vivido todo lo que estás viviendo tú. Y con el tiempo he cometido mil errores pero gracias a ellos he recopilado unos consejos que hubiera amado que alguien me dijera cuando comencé y yo voy a compartirte justo ahora.

Empecemos...





1. Empieza con diseños simples

Este consejo es de los mismo creadores de "no te compares".

Yo sé que es mega tentador querer imitar diseños turbo pros que ves en instagram o pinterest, pero si eres un realista sabes que lo más probable es que al intentarlo no salga como esperabas.

Para lograr diseños súper elaborados no sólo necesitas dedicarle una buena cantidad de tiempo, sino que además es muy probable que se te meta la idea en la cabeza de que necesitas mil materiales que realmente no necesitas, y a la final es difícil que el resultado se parezca en algo al original (aunque eso lo sabíamos desde el principio pero fuimos tercas).

Por eso mi primer consejo es que empieces con diseños simples.


Existen miles de diseños sencillos que también son bonitos y lo más importante: útiles.




Recuerda que el objetivo principal del Bullet Journal es ayudarte a organizarte y cumplir tareas.

La decoración es hermosa y adictiva pero totalmente prescindible. Empezar con diseños simples va a ayudarte a evitar la frustración o el abandono del proyecto.

En lo personal prefiero los diseños minimalistas y sencillos, principalmente porque el tiempo que invertiría en la planeación del diseño y la decoración prefiero invertirlo en la realización de las tareas.





2. Usa lo que tienes

Yo sé que deseas que te diga que necesitas equis cuaderno, con tal lapicero, con una colección enorme de washi tapes (traducción: cintas adhesivas decoradas) y ocho millones de marcadores.

Y quisieras que te lo dijera porque tener papelería bonita es una cosa que alimenta el alma pero...no lo haré amiga.


La realidad es que no necesitas nada de eso. No. 


Ni siquiera si sale barato comprándolo por eBay...ya te dije que no.

Creer que lo necesitas es un error muy común. Tampoco necesitas que los materiales sean de una marca específica, o de justo esa marca que te cobra 1/4 de riñón por un paquete de 8 marcadores punta pincel. No me odies por decirte la verdad.

Yo te entiendo y sé que es muy tentador ver tantos diseños hechos con equis materiales que parecen ser lo mejor de lo mejor y uno cree que con ellos ya va a lograr hasta dominar el mundo y que con el solo hecho de tenerlos va a lograr diseños increíbles, pero otra vez...seamos realistas, eso no va a suceder.


Si quieres empezar un Bullet Journal, lo único que necesitas es un cuaderno y un lápiz/lapicero/marcador.


En serio, así de simple, no necesitas más.






Pensar que necesitas cosas que no tienes es la excusa estrella para no empezar.

Y ya te había contando que justo ese es el paso más difícil ¿no? Sí, empezar es lo más complicado. Así que déjate de excusas y si realmente quieres empezar esto convéncete de que no necesitas nada ultra bonito ni ultra caro.



¡Ay! que sí, que lo quieres todo. Es normal, yo también. Caer en ese consumismo absurdo es una trampa en la que caemos la mayoría, pero hay una diferencia enorme entre quererlo y comprarlo porque crees que lo necesitas.

Por ejemplo, para mí sería mágico tener una Leuchtturm 1917 (siempre me toca googlear ese nombre) con la pasta color gris o azul turquesa. Los puntitos de sus hojas me harían la vida TAN fácil. Ah, pero me vale una dinerito que me hace pensar dos veces si realmente la necesito. Lo pienso y vuelvo a lo mismo: no. Puedo hacer lo mismo con algo más barato, y llevo 2 años haciéndolo así.


Es fácil caer en esa tentación y es fácil perder todo tu sueldo comprando esas cosas mega guapas que no necesitas, así que ojo, es decisión personal, pero yo ya dejé claro el mensaje y perdón por parecer dizque rayado: no son necesarias. 



3. Reinventa y rediseña

Como te dije algunos renglones más arriba, todos queremos tener en nuestro Bullet Journal diseños brutales y despampanantes, pero o no tenemos los materiales (que está bien) o el tiempo, o cualquier cosa.

¿Y si coges ese diseño que te encanta y lo modificas para ti?

Es más gratificante terminar y descubrir lo que puedes lograr tú misma, que ver que puedes copiar ese diseño ajeno. Eso no tiene tanta gracia e incluso está medio feo porque es copia.


Reinventa y rediseña lo que ves que te gusta de Instagram y Pinterest.


Esos son los primeros pasitos para aprender a crear.






4. Acepta los errores

Amiga, es normal equivocarse.

Eso le pasa hasta a las más pros. Lo que pasa es que seguro ellas también son turbo pros disimulando.

Vas a cometer errores de ortografía, vas a equivocarte en la fecha de los días y seguro seguro te pasará como cuando regresas a clase, que escribes el año pasado.


Acepta esos errores, hacen parte del camino. Y disfruta el proceso de cualquier avance creativo, es lo que le da más sentido a crear y crecer como artistas. 


*Incluso si eres artista secreto de las puertas de tu habitación para adentro ¡también cuenta!

Lo importante es que recuerdes que estás empezando a hacer algo nuevo y por lo tanto los errores son parte de la ecuación. Con el tiempo y la prácticas vas a mejorar, y aunque también te equivocarás sabrás disimularlo como diva o te dejará de preocupar, que es mejor aún.






5. Recuerda que no hay reglas

Si vas a hacer un Bullet Journal recuerda que hay un único objetivo: organizarte para poder realizar tus tareas.

Y aunque su creador en la página oficial nos recomiende secciones, y aunque en Instagram y Pinterest veamos una cantidad enorme de colecciones y diseños brutales debemos recordar que no existe una única forma adecuada de hacer un Bullet Journal. Es decir, no hay reglas que seguir.

No tienes que hacer todas las secciones, no tienes que seguir la leyenda o "key", no tienes que enumerar las páginas, no tienes que tener un registro futuro, no tienes que hacer diseños dedicadísimos, no tienes que saber dibujar.


Lo único que debes hacer es tomar toda esa información que encontraste cuando te interesante en el tema y adaptarla a ti. 


Definir qué te sirve, qué te funciona, cuánto tiempo tienes para invertir, en qué quieres usarlo y quedarte con eso.

Acomoda la idea a tu estilo, tu tiempo, tus gustos y tus necesidades. Empieza, prueba, equivócate, cambia de opinión y vuelve a empezar. 

Si ya empezaste y por alguna razón lo abandonaste, pero sientes que es algo que de verdad quieres hacer y es para ti, ajusta las tuercas necesarias y vuelve a probar.








El Bullet Journal es un universo, cuando te digo que puede ser un hoyo negro no es sarcasmo, es en serio. 

La idea puede ser abrumadora y desalentadora porque vas comparándote con todo el mundo, pero espero que estos consejos que te di te hayan ayudado a sacudirte un poquito y a volver a encontrar la ruta para seguir y hacer parte de esta familia enorme que cada día crece un poquito más.


Un abrazo.

   - Alejandra 

Derechos de autor: la fotografía de la portada pertenece a Plush Design Studio en Unsplash.Las demás fotografías me pertenecen a mí.

You May Also Like

0 comentarios