Todo lo que debes saber antes de comprar una copa menstrual

by - diciembre 08, 2018





Comprar una copa menstrual es una aventura


Porque es un artículo que no tienes opción de medirte o probar (obvio...duh!) y además existen mil marcas, tamaños y colores, por ende es normal que sientas que nunca tienes la certeza de si la que elegiste es la adecuada para ti. 
Pero para hacerte sentir un poco más segura te voy a contar aquí todas las cosas que yo considero que debes saber antes de comprar la copa menstrual para darte herramientas que a la final te ayuden a tomar la decisión.

Si todavía no sabes si comparla, aquí te comparto "Tres razones por las cuales comprar una copa menstrual".





Empecemos:


1. Fíjate más en la calidad que en el precio



Les digo esto desde mis prioridades, si voy a realizar una inversión en algo que voy a introducir en mi vagina y va a quedarse allí a vivir hasta 12 horas YO elijo algo que sepa que no va a hacerme ningún daño.



Investiga bien especialmente esto:

- Los materiales de los que están hechas las copas. El ideal y recomendado es la silicona médica.
- La marca. No todas las marcas que están en el mercado son marcas "originales".
- Tallas existentes. Porque existen marcas que manejan 2 tallas distintas, otras que manejan 3 y así, y cada talla está recomendada para mujeres con características diferentes, entonces esto es un gran aliado a la hora de tomar una decisión. Además es una de las principales razones por las que muchas mujeres realizan una mala compra y aquí nadie quiere perder su dinero ¿verdad?. Muy bien.
- Qué entidades certifican su inocuidad: ¿La marca está certificada por la FDA, el INVIMA, tiene registro ISO 9001? Estos certificados y registros dan razón de inicuidad y de legalidad, entonces sentarse a mirar con calma qué registro tiene cada marca me parece trascendental para no jugar con nuestra salud.

Actualmente existen un montón de marcas que importan copas de la china u otros lados que no están certificadas por nada y por ende pueden poner en peligro nuestra salud física y mental (porque no me imagino la ansiedad que sentiría de pensar que puede pasarme algo con el 0.01% de bacterias que podrían andar ahí haciendo fiesta en mi interior...no, no, no).


2. No puedes pensar en tu sangre como algo asqueroso


Es sangre que sale de tu propio cuerpo y no está contaminada


¿Lo entiendes? Es como tenerle asco a tus ojos, tu piel, tu pelo o tus babas. Amiga, no.

Aunque acepto que en un inicio la idea no es MUY atractiva, interesante o motivadora, porque nos han vendido la menstruación como un demonio, lo peor de lo peor, lo más puerco y maloliente pero no es así, qué equivocadas hemos estado. Cuando te haces consciente que es una tontería tenerte asco a ti misma, ves que el detalle de tener contacto con tu sangre mentrual no cobra mucha importancia.


3. Vas a tener que tocarte

Conocer tu cuerpo, tu vagina, tu canal vaginal, tus días de más flujo menstrual, etc.


Saber eso es básicamente una necesidad, porque sí amiga vas a tener que meter un poco tus dedos, y si estas llena de miedos o prejuicios el cuerpo no se va a poner a tu favor, tus músculos pélvicos van a estar contraídos y tú misma vas a hacer que la experiencia se dificulte.

Además al inicio puede ser más complicado sacar la copa que introducirla o puede ser más complicado introducirla que sacarla y en cualquiera de los dos casos para poder manejar la situación y salir victoriosa cual guerrera valiente tendrás que untarse de sangre, ubicar bien la entrada de tu canal vaginal o pescar literalmente la copa mientras está en tu interior (pero es sólo un poco, porque no hay forma de que te llegue a la garganta, si eso te asusta) y si no te conoces, la experiencia va a ser caótica cuando no tiene por qué.


4. Necesitas conocer la altura de tu cervix

Puede que sea la primera vez que leas esto pero te cuento que existen cervix altos, medios o bajos. 
Increíble ¿verdad? El cuerpo es una cosa magnífica.

¿Cómo saber cuál es la altura del tuyo? sencillo, midiéndo

La forma correcta de hacerlo es introducir un dedo en tu canal vaginal, y estas son las opciones:

- Si al haber introducido una falange ya tocas el cervix (que se siente firme y liso) entonces tu
cervix es bajo.
- Si para tomarlo alcanzas a introducir dos falanges, tienes un cervix medio.
- Si lo tocas al introducir el dedo completo o incluso si no alcanzas a tocarlo, entonces tienes un cervix alto.

¿Qué significa esto? Esta medida es una de las que se debe tener en cuenta para determinar la copa menstrual adecuada para ti, además de la cantidad de tu flujo y si has tenido o no partos vaginales anteriormente.

En el mercado existen copas para cada uno de los tipos de cervix y aunque no es un criterio que sí o sí determina tu talla debe ser tenido en cuenta, es decir, una persona con un cervix alto o medio podría usar una copa mini que está diseñada para las mujeres con cervix bajo ¿y por qué? porque la copa debe quedar en el canal vaginal no arriba ni profundo como normalmente se ubica un tampón, pero una persona con cervix bajo no podría usar una copa promedio o muy larga porque no le va a servir.


5. Es MUY probable que necesites práctica

No lo aseguro porque cada mujer es diferente y por ende vive una experiencia individual. Pero igual puedes tragarte todos los videos de YouTube y leerte todos los blogs existentes, como hice yo, y aún así

No tendrás la certeza de cómo te irá hasta que lo pruebes por ti misma.


La verdad existe un micro riesgo de perder el dinero si decides no volver a intentarlo luego de fallar las primeras veces (aunque de verdad debes llenarse de práctica y paciencia), o si llegas a equivocarse al momento de elegir la talla, pero por lo general la cosa es de tener una buena asesoría por parte de los vendedores de las copas (que suele ser súper buena) y de práctica y paciencia, mucha, como la primera vez que usaste un tampón que seguramente no fue todo color de rosa.





Estos 5 puntos resumen todo lo que debes tener en cuenta para comprar la copa menstrual e intentar que sea la ideal para ti. Existe un mínimo de riesgo de que igual te equivoques porque detalles individuales pero no suele ser lo más común.

Así que anímate ¿cuándo vas a comprar tu copa menstrual? ¿Ya la compraste? Bienvenida al club.

Si quieres leer sobre mi experiencia personal te comparto esta entrada: "Mi experiencia con la copa menstrual"


Un abrazo.

- Alejandra

You May Also Like

0 comentarios